20.10.17

ESCRITURA DE SUBROGACION Y NOVACION DE CONTRATO DE ARRENDAMIENTO INSCRIBLE



 SUBROGACIÓN 
 V0366-12
El consultante está estudiando la posibilidad de subrogarse en un arrendamiento financiero quedando en la posición de arrendatario, mediante el otorgamiento de la correspondiente escritura pública.
Tributación de la subrogación y si también tributaría la cesión de derechos.
La subrogación conlleva, exclusivamente, el cambio de la persona del arrendatario (y arrendador) sin afectar al contenido del contrato inicial, por lo que puede entenderse que se produce una continuación del mismo en todos sus términos, salvo en la persona obligada como arrendatario. En este sentido cabe señalar que la jurisprudencia ha entendido que la subrogación por cambio de contratante supone una novación del contrato, pero que, salvo que exista expresa voluntad de las partes, no se trata de una novación extintiva, sino meramente modificativa, operándose una sucesión particular en la persona del obligado por el contrato, pero permaneciendo la misma relación contractual aunque con persona distinta (sentencias de 25 de abril de 1975 y 11 de febrero de 1979).
Si se produce la subrogación del nuevo arrendatario financiero en la posición del anterior arrendatario sin más modificaciones en el contrato, debe entenderse que la subrogación, al no producir inscripción distinta de la que origina la propia cesión del contrato de leasing, no verificaría los requisitos del artículo 31.2 y por tanto no estaría sujeta al gravamen gradual de actos jurídicos documentados.
La entidad consultante va a realizar una escritura de novación modificativa de un contrato de arrendamiento financiero modificando el tipo de interés y ampliando el plazo del mismo; la suma de las cuotas que se va a pagar por la novación es inferior a la inicial.
NOVACIÓN 
V0689-14
La entidad consultante va a realizar una escritura de novación modificativa de un contrato de arrendamiento financiero modificando el tipo de interés y ampliando el plazo del mismo; la suma de las cuotas que se va a pagar por la novación es inferior a la inicial.
El acto contenido en la escritura, modificación de un contrato de arrendamiento financiero anterior estableciendo una ampliación del plazo, no supone un hecho imponible en la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas u operaciones societarias del ITPAJD, ni del Impuesto de Sucesiones o Donaciones.
Por tanto solo queda por determinar si dicha escritura tiene por objeto cantidad o cosa valuable, debiendo concluirse que si la suma de las cuotas que se van a pagar por la novación del contrato es la misma que la suma de las cuotas anteriores, lo valuable, el contrato de arrendamiento financiero, ya tributó, no produciéndose ahora más que una modificación relativa a la forma de pago de dicho contrato, que no supone una ampliación de su contenido por la que se deba tributar. Ahora bien, si la suma de las nuevas cuotas es superior a la suma de las cuotas anteriores, circunstancia que parece no ser el caso consultado, sí que habrá contenido valuable y deberá tributar por actos jurídicos documentados al cumplir todos los requisitos del artículo 31.2 del texto refundido del ITPAJD, y será la base imponible la diferencia que exista entre la suma de las cuotas que surjan con la novación del contrato y la suma de las cuotas por las que se pagó en su momento.
V1167-11
En Marzo del 2004 se formalizó un contrato de arrendamiento financiero por un plazo de 138 meses, que tributó por el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados al ser el objeto del arrendamiento bienes inmuebles.
Dicho contrato fue modificado en escritura de fecha 15 de noviembre de 2010, estableciendo una carencia del pago del coste del bien, de dos años.
Que tributación le corresponde a la referida operación en relación con el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, en la modalidad Actos Jurídicos Documentados.
El acto contenido en la escritura, modificación de un contrato de arrendamiento financiero anterior estableciendo un periodo de carencia del pago de las cuotas, no constituye hecho imponible de la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas u operaciones societarias del ITP y AJD, ni del Impuesto de Sucesiones o Donaciones.
Por tanto solo queda por determinar si dicha escritura tiene por objeto cantidad o cosa valuable, debiendo concluirse en sentido negativo: lo valuable, el contrato de arrendamiento financiero, ya tributó en la escritura de constitución del mismo, en marzo de 2004, no produciéndose ahora más que una modificación relativa a la forma de pago de dicho contrato, que no supone una ampliación de su contenido por la que se deba tributar.

19.10.17

ESCRITURA DE HERENCIA 1 BIEN GANANCIAL. DISOLUCION COMUNIDAD

Consulta V1931-07 de 14/09/2007
Causante deja al cónyuge viudo el usufructo vitalicio de sus bienes y a sus hijos la nuda propiedad. La sociedad de gananciales está constituida por un único bien inmueble. Por disolución de la sociedad de gananciales la mitad del piso pasa a ser propiedad exclusiva del cónyuge viudo y la otra mitad constituye el caudal hereditario en su totalidad.
Se prevé realizar una escritura de partición y adjudicación de herencia en la que se adjudique todo el bien a uno de los hijos que compense a su padre y al otro hermano en la parte correspondiente.
Tributación de la Operación.-
En ISD.-
La liquidación de la herencia en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones debe realizarse en proporción al haber hereditario que corresponda a cada uno de los herederos según las reglas de la herencia y, en concreto, de acuerdo con el testamento. Y ello, con independencia de las particiones y adjudicaciones que los interesados hagan, las cuales son ajenas a la liquidación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, salvo que los bienes fuesen atribuidos específicamente por el testador a persona determinada –lo que no sucede en el supuesto consultado– y excepto lo relativo a los excesos de adjudicación que se puedan producir, que se analizarán a continuación.
A este respecto, al marido de la causante, que tenía 69 años en el momento del fallecimiento de ésta y que recibe el usufructo vitalicio universal de toda la herencia le corresponde tributar por el 20 por 100 de la mitad del inmueble. A los hijos, que, en calidad de herederos universales, reciben la nuda propiedad de la mitad del inmueble, les corresponde tributar ahora por el 80 por 100 restante.
Ahora bien, a uno de los hijos se le va a adjudicar el inmueble completo (entiendo que quiere decir 100% del inmueble en pleno dominio) a cambio de compensar económicamente al padre y al otro hermano, lo que supone un exceso de adjudicación sobre lo que le correspondía.
Tributación en ITPAJD.-
Al existir un condominio sobre la nuda propiedad, aunque uno de los condóminos tenga no sólo la nuda propiedad sino el pleno dominio, la disolución del mismo en la que se adjudica a un condómino la propiedad total (¿se refiere a que se le adjudica al condóminio el 100% del pleno dominio o que se le adjudica el 100% de la nuda propiedad? En el caso planteado el hijo se adjudica todo el bien, luego entiendo que se refiere al 100% en pleno dominio), abonando en dinero el exceso de adjudicación, no estará sujeto a TPO. Al realizarse la adjudicación en la escritura de partición y adjudicación de herencia la operación no tributará por AJD, al ser incompatible con el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones tal y como establece el artículo 31.2 del texto refundido del ITP y AJD.
Otro supuesto: En el caso planteado de que un hermano se adjudicase su parte y la de su hermano (es decir que un hermano se quedara con el 50% del inmueble en nuda propiedad; es decir, donde tenía el 25% en ND ahora tenga le 50%) y el padre mantuviera tanto el usufructo de la mitad del inmueble como la propiedad de la otra mitad que le corresponde por disolución de gananciales, tributarán en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por la parte que les corresponde, con independencia de la adjudicación que realicen y además el hermano que recibe el exceso de adjudicación tributará en el ITP y AJD por el concepto de TPO por el exceso recibido al tipo impositivo de los inmuebles. Entiendo que esto es porque no se disuelve la comunidad de la nuda propiedad; el padre sigue teniendo la nuda propiedad de la mitad del inmueble (y el usufructo) por disolución de gananciales.

12.10.17

CAUSANTE EXTRANJERO RESIDENTE EN ESPAÑA, HEREDERO RESIDENTE EN ESPAÑA. BIENES EN EL EXTRANJERO

Causante británico, residente en Aragón ininterrumpidamente desde 11/02/2013, fallece el 29/08/2015; la mayor parte de sus bienes están en Inglaterra; en España tenía únicamente una pequeña cuenta corriente para gastos diarios que se nutría de transferencias desde el Reino Unido. Única heredera su nuera, residente en Aragón.
Pregunta: 
Si la autoliquidación y pago del ISD correspondiente a la herencia recibida por el fallecimiento de su suegro debe efectuarse a la Comunidad Autónoma de Aragón o a la Administración central del Estado.
 Respuesta:

Primera: Salvo que la exacción del ISD corresponda a las Comunidades Autónomas del País Vasco o de Navarra, conforme a las normas de delimitación de competencias con dichas Comunidades Autónomas (Concierto Económico con la Comunidad Autónoma del País Vasco y Convenio Económico entre el Estado y la Comunidad Foral de Navarra), la exacción del impuesto corresponderá a una Comunidad Autónoma –de las llamadas de régimen común– cuando se cumplan dos requisitos: 
a.- Que el sujeto pasivo –en las adquisiciones “mortis causa”, el heredero o legatario– sea residente en España, y que
b.- a la fecha del devengo del impuesto, el causante tenga su residencia habitual en una Comunidad Autónoma.

Segunda: En ese caso, la exacción del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones corresponderá a la Comunidad Autónoma en la que el causante haya permanecido mayor número de días de los últimos cinco años. No es necesario que haya estado la mitad más uno de los días de los últimos cinco años, sino que es suficiente que no haya otra Comunidad Autónoma en la que hubiera permanecido más días (solo deben tenerse en cuenta ya los días en que permaneció en España, pues los días pasados en el extranjero no computarán).

Tercera: Por lo tanto, si la heredera era residente en España en la fecha de fallecimiento del causante (momento del devengo del impuesto) y este residió en la Comunidad Autónoma de Aragón desde su llegada a España hasta su fallecimiento (desde el 13 de febrero de 2013 hasta 29 de agosto de 2015), el rendimiento del impuesto corresponderá a la Comunidad Autónoma de Aragón.
Consulta V0443-2016

10.10.17

HERENCIA CAUSANTE RESIDENTE EN LA UNIÓN EUROPEA HEREDERO RESIDENTE

Francesca, ciudadana italiana residente en España ( Barcelona)  ha heredado de su tía Sofía, italiana y residente en Italia bienes radicados en Italia. Está en proceso de liquidar y pagar el impuesto de sucesiones exigido en Italia. 
Pregunta:
1.- Cómo y en qué condiciones debe pagar el ISD en España.
2.- Ante qué organismo debe liquidar el impuesto.
3.- Si es posible deducir lo pagado en Italia.
 Respuesta:

1.-Cómo y en qué condiciones debe pagar el ISD en España.
 La ley aplicable es la Ley 29/1987, (LISD). Ahora bien, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado uno.1.a) de la disposición adicional segunda de la LISD, si el sujeto pasivo (Francesca) así lo decide,  puede aplicar la normativa del ISD aprobada por la Comunidad Autónoma en que resida; en este caso, la de Cataluña. 
2.- Ante qué organismo debe liquidar el impuesto.
 Dado que la causante no tenía su residencia en ninguna Comunidad Autónoma de España, no existe punto de conexión con ninguna de ellas. Por lo tanto, el organismo competente para la exacción del impuesto es la Administración Central del Estado, esto es, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en concreto, la Oficina Nacional de Gestión Tributaria, Departamento de Sucesiones de no Residentes (c/ Infanta Mercedes, nº 49. Madrid; registro en c/ Lérida, nº 32-34).
3.- En cuanto a la posibilidad de deducir en España lo pagado en Italia, resultará deducible en los términos regulados en el apartado 1 del artículo 23 de la LISD. Conforme a este precepto podrá deducirse la menor de las dos cantidades siguientes: El importe efectivo de lo satisfecho en Italia por el impuesto de sucesiones de ese país o el resultado de aplicar el tipo medio efectivo del ISD español al valor de los bienes radicados en Italia

 Fundamentos jurídicos:
Punto 1.-
La ley aplicable en España para la liquidación de herencias es la Ley 29/1987, ( LISD), cuyos artículos 6 y 23 disponen lo siguiente:
«Artículo 6.º Obligación personal.
1. A los contribuyentes que tengan su residencia habitual en España se les exigirá el impuesto por obligación personal, con independencia de dónde se encuentren situados los bienes o derechos que integren el incremento de patrimonio gravado.
2. Para la determinación de la residencia habitual se estará a lo establecido en las normas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
(...)
Además, la disposición adicional segunda de la LISD dispone lo siguiente sobre las herencias recibidas de residentes en Estados miembros de la Unión Europea distintos de España:
(...)
a) En el caso de la adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, si el causante hubiera sido residente en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, distinto de España, los contribuyentes tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la Comunidad Autónoma en donde se encuentre el mayor valor de los bienes y derechos del caudal relicto situados en España. Si no hubiera ningún bien o derecho situado en España, se aplicará a cada sujeto pasivo la normativa de la Comunidad Autónoma en que resida.
[…]».

Punto 2.- No existe punto de conexión.
La Ley 22/2009, determina en su artículo 32 los casos en que el ISD se ha cedido a las Comunidades Autónomas y los puntos de conexión con cada una de ellas, en los siguientes términos:
«Artículo 32. Alcance de la cesión y puntos de conexión en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.
1. Se cede a la Comunidad Autónoma el rendimiento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones producido en su territorio.
2. Se considera producido en el territorio de una Comunidad Autónoma el rendimiento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones de los sujetos pasivos residentes en España, según los siguientes puntos de conexión:
a) En el caso del impuesto que grava las adquisiciones ``mortis causa´´ y las cantidades percibidas por los beneficiarios de seguros sobre la vida que se acumulen al resto de bienes y derechos que integran la porción hereditaria del beneficiario, en el territorio donde el causante tenga su residencia habitual a la fecha del devengo.
[…]».

Punto 3.-  Cómo se aplica la deducción por doble imposición internacional
«Artículo 23 LISD. Deducción por doble imposición internacional.
1. Cuando la sujeción al impuesto se produzca por obligación personal, tendrá el contribuyente derecho a deducir la menor de las dos cantidades siguientes:
a) El importe efectivo de lo satisfecho en el extranjero por razón de impuesto similar que afecte al incremento patrimonial sometido a gravamen en España.
b) El resultado de aplicar el tipo medio efectivo de este impuesto al incremento patrimonial correspondiente a bienes que radiquen o derechos que puedan ser ejercitados fuera de España, cuando hubiesen sido sometidos a gravamen en el extranjero por un impuesto similar.
[…]».
Consulta  V1935-16

5.10.17

CAUSANTE RESIDENTE EN ESPAÑA HEREDERO RESIDENTE FUERA DE LA UE, EEE

El pasado día 16 del mes de enero de 2016 falleció el padre de la consultante, de nacionalidad española y residente en Madrid, designándola heredera. La heredera es residente en estados Unidos. Los únicos bienes que integran la masa hereditaria son inversiones financieras en bonos y acciones de sociedades y participaciones en fondos de inversión depositados en una oficina de Madrid del Banco de Santander; la mayoría de las inversiones financieras son títulos emitidos por sociedades extranjeras (no residentes) que cotizan en mercados organizados de otros países distintos de España. 
Pregunta.- Si la obligación real de contribuir del artículo 7 de la LISD alcanza sólo a los títulos valores y participaciones que hayan sido emitidos por entidades o establecimientos situados en España y no alcanza a los que hayan sido emitidos por entidades extranjeras, por lo que sólo pueden ejercitarse en el extranjero, aunque estén circunstancialmente depositados en una oficina del Banco de Santander situada en Madrid.
Respuesta.-
Conforme al artículo 7 LISD, los contribuyentes que no tengan su residencia habitual en España se les exige el impuesto por obligación real, es decir, sólo tributan por la adquisición de aquellos bienes incluidos en alguno de los supuestos recogidos en el artículo 7 de la LISD, que son los siguientes:
Adquisición de bienes y derechos que estuvieran situados en territorio español.
Adquisición de bienes y derechos que pudieran ejercitarse en territorio español.
Adquisición de bienes y derecho que hubieran de cumplirse en territorio español.
Percepción de cantidades derivadas de contratos de seguros sobre la vida cuando el contrato haya sido realizado con Entidades aseguradoras españolas.
Percepción de cantidades derivadas de contratos de seguros sobre la vida cuando el contrato se haya celebrado en España con entidades extranjeras que operen en ella.
En cuanto a los bienes objeto de consulta, se trata de inversiones financieras en bonos y acciones de sociedades y participaciones en fondos de inversión depositados en una oficina de Madrid del Banco de Santander. Por lo tanto, están incluidos en el primer supuesto de los cinco señalados en los epígrafes anteriores y quedan sujetos al ISD español. A este respecto, cabe indicar que el hecho de que la mayoría de las inversiones financieras sean títulos emitidos por sociedades extranjeras (no residentes) que cotizan en mercados organizados de otros países distintos de España es irrelevante a efectos de la tributación en el ISD, ya que el hecho de estar situados en España es requisito suficiente para su sujeción a la obligación real y determinante para su tributación por dicho impuesto.
Consulta V1405-16

EXTINCION USUFRUCTO Y PLUSVALIA MUNICIPAL

En el año 2002 la tía Conchi transmitió a sus sobrinos la nuda propiedad de su vivienda, reservándose el usufructo vitalicio. En el año 2015 fallece la usufructuaria, por lo que se extingue el usufructo y se consolida la propiedad en los nudos propietarios.
Consulta.- ¿Está sujeta la extinción del usufructo al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana? En caso de no estar sujeta, ¿se tiene que acreditar la presentación en el Ayuntamiento para poder inscribirlo en el Registro de la Propiedad?

En este caso, la tía Conchi en el año 2002 como titular del pleno dominio sobre un bien inmueble urbano, transmitió a sus sobrinos la nuda propiedad, reservándose el usufructo vitalicio sobre el mismo.
En esa fecha, por la retención del derecho del usufructo no se produce la sujeción al IIVTU.
IIVTNU por transmisión de la Nuda Propiedad.
Lo que sí se produce es una transmisión de la nuda propiedad, aunque  no se indica si dicha transmisión es a título oneroso o gratuito. Esta transmisión de la nuda propiedad sí que está sujeta al IIVTNU, siendo el sujeto pasivo la persona transmitente en el caso de que la transmisión fuera a título oneroso o las personas adquirientes en el caso de que fuera a título gratuito o lucrativo (artículo 106.1 del TRLRHL).
La base imponible del IIVTNU devengado por la transmisión de la nuda propiedad se determinó en función del valor catastral del terreno en la fecha del devengo reducido en parte correspondiente al valor del derecho de usufructo calculado mediante la aplicación de las normas fijadas a efectos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (artículo 107 del TRLRHL).
En el año 2015 se produce el fallecimiento de la usufructuaria (la tía Conchi), con lo que se extingue el derecho de usufructo de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 513 del Código Civil y se consolida el pleno dominio en las personas de los nudos propietarios, que hasta ese momento sólo han sido titulares del derecho de nuda propiedad sobre el inmueble.
 ¿IIVTNU por consolidación del dominio al fallecer el usufructuario?
Con la muerte del usufructuario se produce una extinción del derecho de usufructo en su persona (que no es gravada por el IIVTNU) y una “traslatio” del derecho de usufructo a la persona del nudo propietario. Hay una adquisición del derecho de goce que transita del usufructuario al dueño el cual pasa de nudo a pleno propietario.
Los sobrinos adquieren el pleno dominio sobre el inmueble en dos fases: primero en el año 2002 adquieren la nuda propiedad y, posteriormente, en el año 2015 adquieren el derecho de usufructo por vía de consolidación, y ambas adquisiciones dan lugar al devengo del IIVTNU.
Este criterio es coincidente con el del Tribunal Supremo manifestado en la sentencia de 14 de noviembre de 1996 de la Sala de lo Contencioso-administrativo, así como las sentencias de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 24 de marzo de 1999 y de 29 de septiembre de 2000, del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 29 de diciembre de 1997 y de 9 de octubre de 1998.
Por tanto, está sujeta al IIVTNU la adquisición por parte de los nudos propietarios del derecho de usufructo sobre la vivienda como consecuencia del fallecimiento de la usufructuaria y la consolidación del pleno dominio.
V1851-16 27/04/2016
La base imponible del IIVTNU en este segundo momento (la consolidación) se determinará aplicando el tanto por ciento del valor del terreno que correspondió al derecho de usufructo vitalicio cuando se adquirió la nuda propiedad,  sobre el valor catastral del terreno en el momento del actual devengo, ya que al reservarse, en su constitución, los usufructuarios la facultad de disponer sobre el bien, el valor del usufructo coincidió con el valor total del terreno. Sobre el valor resultante se aplicará el porcentaje correspondiente del apartado 4 del artículo 107 del TRLRHL en función del período de generación del incremento de valor del terreno, teniendo en cuenta que dicho período, que se considerará por años completos, es el comprendido entre la fecha de devengo del impuesto que ahora se liquida y la del devengo de la anterior transmisión del derecho que ahora se adquiere (el usufructo por consolidación) y que estuvo sujeta al IIVTNU. En el presente caso, hay que tener en cuenta que esta última fecha (que es la de inicio del cómputo del período de generación) no es la de la donación de la nuda propiedad (que ya se liquidó con una base imponible igual a cero) sino la anterior fecha en la que se devengó el impuesto por el 100 por 100 del valor del terreno que es el derecho que ahora se ingresa en el patrimonio de las nudas propietarias. V0742-12

3.10.17

Las reducciones y bonificaciones aplicables en el momento de la consolidación de la nuda propiedad y el usufructo son las vigentes en el momento del devengo, es decir, al morir el causante.

Recordemos que en los casos de liquidaciones por herederos que adquieren inicialmente la nuda propiedad del causante y a la extinción del usufructo, normalmente del cónyuge, procede su consolidación en los nudo propietarios, deben realizarse dos liquidaciones una inicial por el valor de la nuda propiedad y otra a la consolidación siendo en ambas de aplicación el tipo medio de gravamen correspondiente al pleno dominio. La normativa aplicable es en todo caso la vigente a la fecha de fallecimiento del causante.
Y es que estamos ante una única adquisición “mortis causa”, aunque fraccionada. Precisamente por ello a mi criterio si la adquisición de la nuda propiedad quedó prescrita, la consolidación debe también quedar prescrita, aunque no hayan transcurridos 4 años y 6 meses desde el fallecimiento del usufructuario. Y es que el nudo propietario adquiere siempre del causante y no del usufructuario. Sin embargo, ese no es el criterio de algún TSJ. Al respecto, la sentencia del TSJ de Valencia de fecha 13 de junio de 2012, número de sentencia 753/2012, Roj STSJ CV 4400/2012, aunque sí que reconoce el derecho a la aplicación íntegra en la consolidación de las reducciones no aplicadas como consecuencia de la prescripción en la adquisición de la nuda propiedad
Comentario de Javier Júarez,Notario de Valencia en Notarios y Registradores.
De esta Sentencia y otra más reciente que la contradice he puesto algo en este post.

27.9.17

CONSTITUCION O AMPLIACION DE CAPITAL MEDIANTE APORTACION DE INMUEBLE HIPOTECADO CON ASUNCIÓN DE DEUDA

En caso de aportación por el valor neto de inmuebles hipotecados a sociedades en constituciones o aumentos de capital debe tributar por OS sólo en cuanto al valor neto y en cuanto al valor concurrente con el préstamo hipotecario asumido por la sociedad por TPO.
El criterio, que no comparto (http://www.elnotario.es/index.php/229-hemeroteca/revistas/revista-51/3548-tributacion-unica-o-doble-tributacion), se está consolidando tanto en la doctrina administrativa (TEAC y DGT) como en la mayoría de los TSJ.
Recordemos que en ningún caso procederá la sujeción por TPO cuando la aportación de los inmuebles constituya una entrega de bienes sujeta y no exenta de IVA o sujeta y exenta, pero medie renuncia a la exención.
Y, en fin, quizás pueda obviarse aportando los inmuebles por su valor íntegro y realizando con posterioridad una reducción de capital con restitución de aportaciones cuyo contravalor sea precisamente la asunción del préstamo hipotecario por la sociedad.

Comentario de Javier Juárez (Notario de Valencia) en Notarios y Registradores.

19.9.17

HERENCIA YACENTE. ARRENDAMIENTOS IRPF.



La madre de la consultante fallece en julio de 2016, siendo aceptada la herencia mediante escritura pública de adjudicación de herencia en febrero de 2017. Según dicha escritura, a la consultante le corresponde la parte de un inmueble que durante el 2016 ha estado arrendado, si bien, aún no ha percibido renta alguna por dicho alquiler.  
Tributación en IRPF. 
Los rendimientos de un inmueble arrendado que forma parte de una herencia y se producen con posterioridad a la muerte del causante no forman parte del caudal relicto (a efectos de su liquidación en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones), sino que su tributación se realizará en la imposición personal de la renta del heredero o legatario.

Al encontrarnos en el presente caso con unos rendimientos del capital inmobiliario —pues no se trata de un arrendamiento que constituya actividad económica— correspondientes a una herencia yacente que ya han sido exigibles por la parte arrendadora y satisfechos por la parte arrendataria, para determinar su tributación se hace preciso acudir al artículo 8.3 de la Ley 35/2006, donde se establece que “No tendrán la consideración de contribuyente las (…) herencias yacentes. Las rentas correspondientes a las mismas se atribuirán a los (…) herederos (…), de acuerdo con lo establecido en la Sección 2.ª del Título X de esta Ley.”.

Por su parte, la mencionada sección 2ª del título X establece en sus artículos 88 y 89 lo siguiente:

- Artículo 88.

“Las rentas de las entidades en régimen de atribución de rentas atribuidas a los (…) herederos (…) tendrán la naturaleza derivada de la actividad o fuente de donde procedan para cada uno de ellos”.

- Artículo 89.

“1. Para el cálculo de las rentas a atribuir a cada uno de los (…) herederos (…), se aplicarán las siguientes reglas:

1. ª Las rentas se determinarán con arreglo a las normas de este Impuesto, y no serán aplicables las reducciones previstas en los artículos 23.2, 23.3, 26.2 y 32 de esta Ley, con las siguientes especialidades:

(…)

b) La determinación de la renta atribuible a los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes sin establecimiento permanente se efectuará de acuerdo con lo previsto en el capítulo IV del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo.

(…).

3. Las rentas se atribuirán a los (…) herederos (…) según las normas o pactos aplicables en cada caso y, si éstos no constaran a la Administración tributaria en forma fehaciente, se atribuirán por partes iguales.

4. Los miembros de la entidad en régimen de atribución de rentas que sean contribuyentes por este Impuesto podrán practicar en su declaración las reducciones previstas en los artículos 23.2, 23.3, 26.2 y 32 de esta Ley.

(…)”.

Conforme con lo expuesto, las rentas derivadas del arrendamiento del inmueble se atribuirán a cada uno de los herederos y legatarios en función de su correspondiente participación, aunque no hayan dispuesto o podido disponer de las citadas rentas, procediendo su imputación al período impositivo de su exigibilidad, tal como establece el artículo 14.1,a) de la Ley 35/2006 para los rendimientos del capital: “Los rendimientos del trabajo y del capital se imputarán al periodo impositivo en que sean exigibles por su perceptor”. Atendiendo a la cuestión planteada en su consulta, del precepto expuesto se deduce que dado que dichas rentas han resultado exigibles en 2016 deberán incluirse en la declaración de IRPF de 2016. 
 Consulta Vinculante V1009-17 25/04/2017.

DONACIONES Y CONDONACIONES POR NO RESIDENTES A RESIDENTE EN ESPAÑA

Donación de un residente en Suiza a sus tres hijos, residentes en España, en concreto en Cataluña, de saldos depositados en entidades bancarias en Suiza así como condonaciones a los mismos de créditos personales realizados en su día.
2 de los hijos adquieren su primera residencia en España en Junio de 2014.
El 3º hijos, en junio de 2015.

Varias cuestiones.-
1.- Si hay sujeción el ISD (español) cualquiera que fuera el día de 2016 en que se otorgaran tales transmisiones lucrativas o, exige su otorgamiento a partir de 1 de julio de 2016, previo transcurso de más de 183 días de permanencia en España.
De acuerdo con artículos 6 LISD, 9 LIRPF y 17.2 RISD,  los dos que comenzaron a residir en España en junio de 2014 tienen residencia habitual en nuestro país y, en consecuencia, quedarán sujetos por obligación personal al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, cualquiera que fuere la fecha en que se efectuase la donación tanto de los saldos bancarios como de la condonación de la deuda derivada del préstamo concedido a uno de ellos. En el caso del  que comenzó a residir en España el 12 de junio de 2015, a 1 de enero de 2016 y tomando en cuenta el periodo previsto en el artículo 17.2 también ha permanecido en España durante más de 183 días (en concreto, 202), por lo que, al igual que los otros dos, también habrá de tributar por obligación personal en el impuesto.
En conclusión, los tres estarán sujetos por obligación personal al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones tanto por las donaciones de saldos bancarios como por las condonaciones de deudas de los dos préstamos a que se refiere la consulta.

2.- Régimen normativo aplicable.-
Si, a los efectos de la cuantificación de las cuotas tributarias del ISD, constituyen o no un obstáculo para la aplicación combinada de la normativa estatal y de la normativa autonómica catalana las circunstancias de que a) la residencia habitual en Cataluña de los consultantes no se haya prolongado durante más de cinco años, ni siquiera durante más de dos años y 183 días, computados retroactivamente desde el día anterior a la fecha de las donaciones y condonaciones proyectadas y de que b) parte de los bienes y derechos objeto de las donaciones y condonaciones proyectadas no estén situados ni sean ejercitables en España.
Tal y como ha señalado este Centro Directivo entre otras, en las consultas V0256/2012 y V1200/2012, a las que se hace referencia en la consulta, la finalidad del artículo 32.5 de la Ley 22/2009, de 18 de diciembre, al prever la aplicación de la normativa autonómica que corresponda al mayor periodo transcurrido en los cinco últimos años anteriores al devengo del impuesto sucesorio, no es otra que la de evitar cambios de residencia entre CC.AA. que respondan a motivaciones fiscales y que manifiesten la ausencia de vinculación con una de ellas determinada. Los traslados desde el extranjero se encuentran, por consiguiente, “extramuros” de la norma, por lo que nada obsta a que los donatarios, en tanto sujetos al impuesto por obligación personal, apliquen tanto la normativa estatal como la que hubiera dictado la Comunidad Autónoma en el ejercicio de sus competencias “con independencia de dónde se encuentren situados los bienes o derechos que integren el incremento de patrimonio gravado”.
3.- Si, previa acreditación de que los consultantes han soportado efectivamente en Suiza un impuesto equivalente al ISD español por las mismas donaciones y condonaciones de deudas proyectadas, sería aplicable, para la determinación de la cuota tributaria líquida de dicho impuesto, la deducción por doble imposición internacional del artículo 23.1 de la LISD.
No plantea problema alguno la aplicación de la deducción por doble imposición internacional prevista, para los supuestos de sujeción por obligación personal, en el artículo 23.1 de la Ley 29/1987. Ahora bien, ni la Ley ni el Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones determinan cuáles son los documentos que han de aportarse para su reconocimiento por la Administración tributaria. En cuanto se trata de aspectos relativos a la gestión del tributo, la competencia a tal efecto corresponde a la Administración tributaria de la Comunidad Autónoma de Cataluña.
4.-Si, acreditado que los padres están casados en régimen francés de comunidad y de que los saldos a donar y deudas a condonar pertenecen a dicha comunidad, las atribuciones patrimoniales proyectadas deben calificarse como una sola donación a cargo de la comunidad conyugal, en los términos del artículo 38 del RISD formalmente vigente, o como dos donaciones, una a cargo de cada cónyuge padre los consultantes, de acuerdo con la doctrina fijada por el Tribunal Supremo en su Sentencia de 18 de febrero de 2009 y el contenido material del RISD resultante de dicha Sentencia.
Derogado por la jurisprudencia del Tribunal Supremo el artículo 38 del Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, deberán practicarse autoliquidaciones separadas por cada cónyuge. Cabe aquí reiterar lo expuesto en cuanto a las competencias autonómicas en materia de gestión a propósito de la acreditación del régimen económico-matrimonial de los cónyuges y la inclusión en su ámbito objetivo de los saldos y deudas objeto de donación.
5.- Si la equiparación a efectos del ISD de las condonaciones de deudas realizadas con ánimo de liberalidad a las donaciones se limita a la inclusión de dichas condonaciones en el ámbito del hecho imponible o se extiende también a los restantes elementos de la estructura del tributo, incluyendo en su caso las normas reguladoras de beneficios fiscales.
Si el artículo 12 a) del Reglamento del impuesto califica a la condonación de deuda, total o parcial, realizada con ánimo de liberalidad, como negocio jurídico gratuito e inter vivos “a los efectos de este impuesto” resulta obvio que lo hace no solo para su inclusión en el hecho imponible del impuesto sino para la aplicación de los demás elementos determinantes de la deuda tributaria, incluidos los beneficios fiscales que resultaren aplicables.
V1407-16

Páginas vistas en total